EL AMOR DE UN DISCÍPULO QUE TRANSFORMA AL MUNDO – ARTÍCULO N°6

El arma más poderosa que usó Jesús para transformar su mundo, nos fue su Poder, sino su Amor.

El Apóstol Pablo explica, “Si no tengo amor, no sirve de nada, hablar en lenguas, tener profecías, entender todos los misterios espirituales y tener toda la ciencia del mundo. Si no tengo amor, aun que tuviera toda la fe, de tal manera que trasladara los montes, nada soy. Y si repartiera todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregara mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve. (1 Corintios 13:1-3)

Lo que está diciendo el Apóstol Pablo, es literalmente, que sin amor, es imposible transformar el mundo, simplemente porque el amor, es la única cualidad que puede transformar los corazones y las vidas.

Si te pones a pensar, sobre que fue aquello que transformó tu vida, te darás cuenta que no fue la sanidad que Jesús hizo en tu vida, ni el milagro financiero, sino el amor que Él te demostró, al perdonar tus pecados, al ser paciente en el proceso de tu transformación, el amor que te demuestra al estar contigo en los momentos difíciles, el amor que nunca te deja a pesar de todos tus errores.

Romanos 8:35 dice ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro o espada? Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni principados ni potestades, ni lo presente ni lo por venir, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.

¿Qué es el amor?

1 Corintios 13: 4-8 expone; El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no se envanece, 5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; 6 no se goza de la injusticia, sino que se goza de la verdad. 7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 8 El amor nunca deja de ser.

Tres rasgos del amor:

1. El amor “es”, “Es” sufrido, “es” benigno (4). Es decir, el amor no trata de ser, más bien “es” significando que el amor es “algo concreto”, no una intensión. La frase: ¡Yo tuve la intensión, pero no lo hice! no es algo concreto, porque no lo hizo, sin embargo, el amor “es”. 1 Juan 3:18 dice “Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos”

Hazte esta pregunta y toma medidas ¿Cuáles son los hechos concretos que estoy realizando para amar al mundo, así como Jesús amó y se entregó por el?

2. El amor es “todo”, “Todo” lo sufre, “todo” lo cree, “todo” lo espera, “todo” lo soporta (7)”. Es decir, el amor, no es un poco, no es a media, el amor es “todo”. ¡No se puede amar un poco! ¡Amas o no amas! Dios amó al mundo, y nos da dado “todo” por medio de su hijo unigénito, quien dio su vida por nosotros. Juan 3:16.

Toma de consciencia: Si el amor es “Todo” ¿Lo estoy entregando todo por la obra de Dios y la sociedad, o solo estoy entregando mi vida por mí mismo y mi familia?

3. El amor “nunca deja” de ser” (8). El que ama nunca deja, a aquella persona que ama, sea a Dios, a un padre, madre, marido, hijos o amigo. ¡No se puede amar, y luego dejar de amar! El gusto puede irse, o puede cambiar, pero el amor nunca deja de ser, y en las dificultades se manifiesta con mayor fuerza.
Respóndete a ti mismo esta pregunta ¿Mis acciones y esfuerzos por salvar y transformar las vidas es continuo?

¿Cómo puedo medir, si estoy amando?

Jesús dijo “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado su Hijo unigénito” Juan 3:16.
Es decir, el amor se manifestó “dando”. Por lo tanto, debemos preguntarnos:

¿Cuánto estoy dando a Dios, en relación a lo que él me ha dado?
¿Cuánto estoy dando a mis Padres, en relación a lo que ellos me han dado?
¿Cuánto estoy dando en mi matrimonio, en relación a lo que mi conyugue me da?

 

Hablando del Amor a Dios y a la sociedad ¿Cómo puedo amar a Jesús y al mundo, así cómo Dios lo amó?

El amor a Dios, no se manifiesta diciéndolo, ni llorando, ni cantándolo, el amor a Dios se manifiesta avanzando la obra de Dios en la tierra. Jesús le preguntó a Pedro, ¿Pedro me amas? Entonces apacienta mis ovejas, Juan 21:15.

Ir los domingos a las reuniones con la iglesia, no es darle a Dios, porque en realidad vamos para recibir de su palabra. ¡El amor se manifiesta dando! Si el interés de una persona sólo es recibir de Dios, demuestra hasta qué punto no lo ama.

Y el amor a Dios y al prójimo, se manifiesta dando nuestras vidas para rescatar las vidas y traspasarlas al Reino de Dios.

¿Cómo puedo aprender a amar?

El amor no se puede comprar en un supermercado, ni conseguir con ninguna persona, porque no es una cualidad que se de en los seres humanos, el amor solo puede adquirirse desde la persona de Dios. La biblia dice, el que no ama, no conoce a Dios, porque Dios es amor, 1 Juan 4:8.

Conocer a Dios es la única forma de conocer el amor, mientras más conoces a Dios, más amor podrás manifestar.
Conocer a Dios no es lo mismo que conocer su poder, su unción, sus milagros. Conocer a Dios tiene que ver con conocer su persona, y para esto necesitas tomar bastante tiempo en oración, ayunos y estudio de la palabra de Dios.

Un verdadero Discípulo de Jesús

Un discípulo Milenial que transforma el mundo de hoy es un discípulo que ama y se entrega para transformar al prójimo, así como Jesús se entregó por el mundo para transformarlo. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros, Juan 13:35.

La sociedad está falta de amor verdadero, y cada día el amor se está enfriando Mateo 24:12, y el pueblo de Dios es responsable de manifestar el verdadero amor. Cómo discípulos de Jesús, nos será imposible transformar al mundo de hoy, sino somos capaces de manifestar concretamente el amor. Un discípulo Milenial, es un discípulo que ama, así como Cristo y se entrega para transformar el mundo.

Si te gustó este artículo dale “Me Gusta” y “Comparte”
También puedes dejarnos un comentario que sea de bendición. Shalom!

¡Sígueme en Facebook, YouTube y en SoundCloud para que tengas acceso a los audios y transmisiones en vivo!

 

Atte.
Antonio APABLAZA
Escuela Discípulos Mileniales

 

 

One Comment

  • malvina villagra dice:

    Buen día apóstol gracias por su enseñanza me e dado cuenta que no amo de verdad. Pero con su enseñanza e aprendido el verdadero significado del amor es dar y no recibir con verdadero amor ahora a tomar medidas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *