UN DISCÍPULO QUE SABE COMUNICAR – ARTÍCULO N°9

¿No te es fácil comunicar? ¿Comunicar un mensaje, tus ideas o quizás tus propios sentimientos? ¡No eres el único! esta es una complicación que vive gran parte del pueblo latino, y es que, a la hora de comunicar, y de querer expresarnos muchas veces no nos salen las palabras correctas o como queremos. ¡Qué frustración! es como si un nudo en la garganta tomara lugar. Que horrible es ese sentimiento de querer comunicar algo y no poder lograrlo ¿Cierto?

Para triunfar como discípulos de Jesús, necesitamos mejorar nuestra comunicación interpersonal, también para triunfar en el matrimonio, como padres, y aún para triunfar en los negocios. En realidad, necesitamos saber comunicar para triunfar en la vida, y es que, sino triunfamos en la vida ¿cómo podremos brillar como Hijos de Dios, generar influencia del Reino y transformar la sociedad?

A la generación de mileniales, hay que saber comunicarles el reino de Dios, porque a diferencia de las generaciones anteriores, no se sienten satisfechos sólo con la salvación, ellos sienten la necesidad de cumplir un propósito en esta vida.

Mi experiencia personal en breve

Nací en Valparaíso de Chile en 1978, en un tiempo donde en américa latina nuestros padres comunicaban muy poco con sus hijos, y los hijos no tenían derecho realmente a comunicar con sus padres, y mis padres no fueron la excepción. Cuando llegué a mi juventud, me di cuenta del daño que esto había causado en mi vida, tenía muchas barreras personales, no sabía comunicar, ni relacionarme y por cierto, sentía mucha amargura en mi interior producto de lo mismo, hasta que después de muchos años, lo puede superar, gracias a que cuando inmigré a Montreal Canadá, Dios me permitió conocer a mi Padre espiritual el Dr. Patrick ISAAC que además de ser un tremendo hombre de Dios, también es un profesional que entiende muy bien la importancia de la comunicación, con él aprendí muchísimo sobre la comunicación, y puede romper mis barreras personales, y darle lugar a Jesús para sanar mi corazón.

Después de muchos años, un día pude conversar con mi padre biológico, y me comentó que él había vivido una infancia muy difícil con su padre, y que trato de darme lo mejor que pudo. Esto demuestra que se van repitiendo los patrones, y que nosotros debemos ponerle fin, para que nuestras generaciones presentes y futuras puedan ser mejores discípulos que nosotros.

Hoy por hoy, soy un doctor en ministerio bíblico, coach y conferencista internacional, felizmente casado, con más de 15 años de matrimonio, 4 hermosos hijos y decenas de hijos espirituales. Tengo una excelente comunicación con mi esposa, mis hijos, con mis amigos, colegas de trabajo y, por cierto, con mi papa biológico también.

¿Qué es saber comunicar?

¡Saber comunicar, no es saber hablar, más bien es saber transmitir un mensaje, para que la otra persona lo pueda entender! Muchas veces hablamos y lo que estamos haciendo es lanzando palabras desconectadas de nuestro mensaje o palabras muy rebuscadas que solo nosotros entendemos. Para saber comunicar debemos saber pensar en el otro, y no sólo en nosotros mismo.

¡Saber comunicar, tampoco es saber hablar mucho! Si hablamos mucho, la persona que nos escucha puede terminar cansada y perder la idea central de nuestro mensaje.

¡Saber comunicar, no es sacar todo lo que está dentro de ti! He escuchado decir “yo digo, lo que pienso, le guste o no a la gente”, el problema, es que todo aquello que pensamos no es siempre la verdad absoluta.

Aprendamos de Jesús

Jesús nos da un ejemplo gigantesco de la comunicación interpersonal, él no fue solamente el Maestro de las Sagradas Escrituras, sino también el Maestro de la comunicación, él sabía comunicar muy bien, a pesar que su mensaje era muy profundo, su capacidad de comunicar, permitía que todo mundo lo entendiera, desde los reyes, los doctores de la ley, hasta por una prostituta y un Pedro que no sabía leer, ni escribir. ¿Quién logra esta maestría hoy en día?

Jesús en su mensaje era profundo, y a la vez simple, con mucho conocimiento, y a la vez objetivo, entretenido y transformador.

Hazte estas preguntas:

A la hora de comunicar o de expresarme ¿Soy profundo o superficial? ¿Simple o complejo?, ¿Objetivo o vago?, ¿Entretenido o aburrido?, ¿Genero transformación cuando comunico? Uuff seguramente te has dado cuenta que te falta mucho. Aparentemente no son muy gentil al llevarte a hacerte estas preguntas, pero la verdad es que estás preguntas te son muy útiles para conocer tu verdadero estado en la comunicación y tomar medidas.

Como Discípulos Mileniales, debemos alcanzar un alto nivel de comunicación, para transformar el mundo de hoy. Y estoy seguro que lo lograremos, porque tenemos al mejor Maestro para aprender de él.

¿Cómo puedo mejorar mi comunicación?

A Jesús a los 12 años de edad, lo encontraron sentado en medio de los doctores de la ley *1, escuchándolos *2 y haciéndoles preguntas *3. Y todos lo que le oían, se maravillaban de su capacidad y de sus respuestas *4, según Lucas 2:46-47.

Aquí puedo identificar cuatro claves que Jesús usó desde pequeño, para volverse un experto en comunicación.

  1. Se relacionó con gente experta
  2. Le gustaba escuchar
  3. Se atrevía a hacer preguntas
  4. Y se atrevía a responder preguntas

¿Por qué es importante mejorar nuestra comunicación?

El no saber comunicar, puede ser un gran problema a la hora de evangelizar, discipular y cuidar una vida, pero también un gran problema para construir una buena relación matrimonial, relacionarse con los hijos o con los familiares. También puede causar problemas en las relaciones de trabajo, y lo peor, no poder ser un ejemplo como hijo de Dios, perder autoridad, y finalmente, sentirse frustrado. En otras palabras, al mejorar nuestra comunicación, mejoramos nuestra calidad de vida y nuestros resultados como discípulos.

¡Vuélvete experto en comunicación, así como Jesús!

¡Haz lo que hizo Jesús! Rodéate de expertos de los cuales puedas aprender. Aprende a escucharlos atentamente, toma notas y repasa las notas en tu casa. Atreverte a hacer preguntas, a ser curioso y, por último, no tengas miedo a que te hagan preguntas a ti.

Al mejorar nuestra comunicación, mejoramos nuestra calidad de vida y nuestra calidad de Discípulos, para transformar el mundo de hoy.

 

¡Sígueme en FacebookYouTube para que tengas acceso
a los audios y transmisiones en vivo!

 

Siembre o Done aquí: 

 

ESCUCHA MIS PODCAST EN YOUTUBE
Y SE TRANSFORMADO AQUÍ

 

Atte.
Antonio APABLAZA
Doctor en Ministerio Bíblico / Coach

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *