¿DIFICULTAD EN TU PROYECTO? ¡NO ABANDONES! INSPIRATE EN JESÚS

Para triunfar en el mundo externo, primero tienes que triunfar en tu mundo interior. Este es el motivo del porque un triunfador, nunca abandona un proyecto al cual creyó, hasta verlo realidad, porque en su mundo interno, ya triunfó. El segmento de personas que triunfan es muy pequeño, debido a que la mayor parte, abandona un proyecto, al momento de enfrentar las dificultades.

Jesús tuvo un momento de dificultad, donde quiso dejar todo tirado. “Padre, si es posible quita de mi esta copa”. Jesús había vivido complicaciones en su proyecto de salvar al mundo, desde el primer día que nació, cuando el Rey Herodes lo quiso matar. Luego, tuvo complicaciones en su familia, sus hermanos no creían en él. Y para que hablar de los colegas de Jesús, que lo envidiaban al punto de querer matarlo. Jesús había soportado todo aquello, pero llegó un momento donde ya no podía más y le dijo al Padre “No doy más”… Cuando nos determinamos triunfar en un proyecto, habrán momentos donde nos sentiremos que no damos más… y si, esta es tu situación,  estas cansado, agotado, no das más… quiero que te inspires en el Maestro. La clave que aplicó Jesús para finalmente terminar victorioso nos la dice esta frase “Más sea hecha tu voluntad” esta frase tan corta, es demasiada poderoso, porque indica que Jesús en ese momento, donde ya no daba más, descanso su vida y proyecto en la voluntad del Padre y dejó que Dios lo fortaleciera y lo llevara a la victoria.

A continuación quiero mencionar tres motivos del porque una persona abandona un proyecto erradamente:

1. No produjo resultados rápidos.

Abandonar un proyecto, por que no produjo resultados rápidos es un gran error. Un proyecto debe encubarse, nacer, gatear, aprender a caminar, y crecer hasta llegar a su etapa de adulto.

2. No saber que hacer, para hacer crecer su proyecto

El hecho de no saber que hacer, para hacer crecer tu proyecto, no debe ser significado de abandonar el proyecto. Cuando no saber que hacer, buscas y aprendes como hacerlo.

3 Enfrentar desafíos aparentemente imposibles de superar 

Nada es imposible desde una perspectiva de un triunfador. Los desafíos, la presión y las dificultades forman parte de todo proyecto. Un triunfador se va forjando, precisamente superando cada desafió que enfrenta.

Las dificultades de un proyecto, generan tres oportunidades:

1. Oportunidad de conocerte mejor

Las dificultades sacan lo mejor y lo peor de ti mismo, y cuando enfrentas dificultades, es el mejor momento para aprender a conocer tus puntos fuertes y débiles, no para renunciar, sino para mejorarte y sacar adelantes ese proyecto. Si renuncias al proyecto, renuncias al proceso de crecimiento que estas viviendo y renuncias al éxito que te espera más adelante.

2. Activar tu potencial

Cuando miras las dificultades, no como una oportunidad de poner fin a tu proyecto, sino más bien, como una oportunidad de crecimiento, entonces se activa tu potencial; tus fuerzas, pasión, creatividad e innovación para buscar soluciones, que de seguro encontrarás. También te permite establecer prioridades más concretas y orden. El potencial que Dios nos dio es extraordinario, pero muchas veces no lo activamos, porque nos cerramos frente a las dificultades, y renunciamos.

3. Desarrollar resistencia

La persistencia, resistencia, paciencia, tolerancia y todo aquello que necesitas como actitud para triunfar, SE DEBE DESARROLLAR y la única forma de desarrollar estas actitudes es, enfrentando las dificultades, y jamás abandonando. ¡Los que triunfan, nunca se dan por vencidos!

Noé nunca se dio por vencido en su proyecto de construir el arca, aun cuando todo le era contrario, incluyendo la oposición de la misma sociedad. Abraham nunca se dio por vencido en su proyecto de encontrar la tierra desconocida, que Dios le habló, a pesar que tuvo que dejar su parentela, que tenia 75 años, y que tuvo que caminar 1.400 Km por tierra, durante varios meses.

Conclusión:

Cómo puedes ver, renunciar a un proyecto que haz creído, por causa de las dificultades, es un gran error, paralizas tu crecimiento personal, y pierdes la oportunidad de crecer, y aún, lo más importante es, que pierdes la oportunidad de conocer al Dios que sirves. Jesús dijo, pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, Mateo 7:7 (RVA). es decir, haz todo lo que tengas que hacer, pero nunca renuncies a lo que has creído.

Si te gusto este artículo, dale “ME GUSTA” y “COMPARTE”

Atte.
Antonio APABLAZA
Doctor en Ministerio Bíblico / Coach

 

 

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More 1 posts in Inspiración en Jesús category
Recommended for you